Diabla ensalza el arte de tumbarse

Conversar, crear, divertirse, soñar… nuestras tumbonas no están hechas solo para tomar el sol y abandonarse al dolce far niente.

Con el color, la contemporaneidad y la versatilidad como estandartes, estos diseños, de marcado carácter hedonista, desfilan por los exteriores más estilosos y desenfadados convirtiéndose en los protagonistas. Nacidas para escenificar momentos al aire libre sea cual sea la época del año, se adaptan a todo tipo de espacios y necesidades cambiantes.

Piezas con una rotunda personalidad

Despojadas de cualquier elemento superfluo, tumbonas como 356 generan un fuerte impacto visual a base de líneas aerodinámicas y a todo color. Disponible en 8 tonos y con unas medidas generosas (200x80x36 cm), difícilmente pasa desapercibida. Su nombre evoca los primeros modelos del Porsche 356 de los años 50. Gracias al material en el que está producida, polietileno 100% reciclable, es especialmente ergonómica, cómoda y resistente.

Hamacas Picnic

Cuando todo cambia, lo auténtico permanece

PICNIC, de José A. Gandía-Blasco, es una versión mejorada de la clásica hamaca playera de siempre. Este icono imperecedero, ahora revisado con un diseño más liviano, resulta de lo más fácil de plegar y transportar. Por otro lado, al estar fabricado en aluminio termolacado y tela plástica, requiere poco mantenimiento y puede resistir al uso intensivo a la intemperie, a prueba de sol, agua y salitre. Maximiza el confort al permitir fijar tres posiciones (105°, 120° y 130°) y multiplica sus posibilidades ofreciendo hasta 16 combinaciones, bien en monocolor o bien contrastando los tonos de tejido y estructura.

Elogio del movimiento

Plegables, ligeras, con distintas posiciones, fáciles de mover… nuestras tumbonas y hamacas han sido pensadas para adaptarse a todo tipo de lugares y momentos. TRIP, de José A. Gandía-Blasco y Borja García, es un claro ejemplo de ello: pesan y ocupan muy poco —por lo que resultan muy apropiadas en espacios domésticos y contract que tengan que reconfigurarse con frecuencia—, y su respaldo se reclina en distintas posiciones, favoreciendo que un mismo ambiente pueda transformarse en varios. TRIP está compuesta por una estructura de aluminio tubular termolacado y una tela plástica especial para exteriores. Sus medidas son 52 x 43 x 64 cm y cuenta con una rica gama cromática que posibilita 9 variantes monocolor y otras tantas en bicolor (con la estructura en blanco).

Hamacas Trip

El lado más vibrante de la relajación

Desconectar, romper con la rutina y buscar un espacio para dejarse ir no siempre es sinónimo de calma y serenidad. Diabla apuesta por los colores vivos –rosas, rojos, amarillos y azules intensos, entre otros– y las líneas atrevidas incluso para los ambientes destinados al descanso. VALENTINA, diseño de Alejandra Gandía-Blasco, es una tumbona desenfadada y casual que, al mismo tiempo, se muestra chic y colorista. La varilla de hierro que conforma la estructura puede termolacarse en blanco o rojo, mientras que la tela hidrófuga de los cojines (desenfundables y de lo más cómodos) se presenta en 16 acabados. Auténtica expresión del carácter Diabla, VALENTINA invita a disfrutar del exterior de una manera improvisada, con sus sofás y mesa auxiliar a juego que permiten múltiples combinaciones y usos.

Relájate en las tumbonas Diabla

Tumbona 356 rosa       Hamaca Trip gris y blanco       Tumbona Valentina azul y blanco       Hamaca Picnic rosa