Diabla tiene el combo de colores que necesitas para habitar el verano

Nuestra paleta de color contagia su espíritu colorista y mediterráneo a todo tipo de ambientes, ya sea terrazas, patios y jardines en entornos naturales o de ciudad, privados o contract.

Todos los materiales de nuestros diseños —tanto de estructuras como textiles— se pueden encontrar en varios colores inspirados en las perfectas mezclas de la naturaleza propia del entorno de Diabla. Tonos con mucho estilo, fantásticos tanto en versión monocolor como para realizar sugerentes contrastes.

Amarillo, azul, arena y blanco nos transmiten la «joie de vivre» estival, tanto en la playa como en la ciudad

La llegada del verano simboliza, este año más que nunca, nuestro anhelo de vivir al aire libre. Un impulso propio de nuestra cultura y estilo de vida, en los que tienen un gran peso los incontables días de sol del Mediterráneo.

Los intensos amarillo y azul de la carta de color de Diabla reinan en exteriores al sol —junto a la piscina, en la playa, en el campo…— y conquistan con alegría, versatilidad y estilo entornos urbanos al aire libre. La ciudad no necesita más gris, pero sí recordar que, a pesar de todo, es verano ahí fuera.

Así como el mar se tiñe de dorado al atardecer y a través de las gafas de sol alzamos la vista a un cielo sin nubes mientras nos deslumbran los rayos de luz, el amarillo y el azul Diabla están hechos el uno para el otro, formando una pareja decorativa con tanta elegancia como fuerza expresiva.

La sensación se equilibra al añadir el arena y el blanco. Matices serenos que lo envuelven todo y nos ponen los pies en la tierra. El resultado final al combinar estos colores es un esquema armónico, potente y, a su vez, coherente.

365 días sintiendo el espíritu del verano Diabla

Asientos blanditos. El relleno de los mimosos pufs SAIL, diseñados por Héctor Serrano, puede vestirse en una veintena de colores diferentes, incluyendo el blanco, el arena, el bronce, 5 tonos de azul y amarillo mostaza en dos variantes. Este relleno está formado por perlas de poliestireno y se recubre con tejido hidrófugo, resistente al uso en exteriores. Este gustoso abrazo convertido en un divertido asiento de patrón triangular es capaz de dar un giro a cualquier ambiente. También disponibles en versión infantil, las piezas SAIL son una oda al lado más cómodo y colorido del diseño.

En cualquiera de los colores que propone Diabla para esta temporada, DONUT resulta igual de simpático e irreverente. Este taburete de exterior, concebido por el diseñador japonés Mikiya Kobayashi, es una pieza que resulta sorprendentemente cómoda, transportable y versátil. Ideal para añadir color y chispa a toda clase de ambientes al aire libre, está realizado con un mullido relleno de espuma y los fruncidos que genera la tela que lo reviste acentúan todavía más su parecido a un donut. Es resistente y desenfundable, por lo que su color permanece vivo durante largo tiempo.

Para tomar un aperitivo y tumbarte al sol. Ya sea en blanco o arena, la butaca de exterior 356 es una apuesta monocromática por la fluidez y la versatilidad de los muebles de exterior modulares. La línea de asientos 356, ideada por José A. Gandía-Blasco y Pablo Gironés y realizada en polietileno 100% reciclable, refleja la estética aerodinámica de los primeros modelos del Porsche 356 de la década de los años cincuenta. La ligereza y sobriedad en líneas y colores permiten encajarlos en cualquier puesta en escena. Irresistibles solos o salpicados por notas de color brillantes en accesorios.

Combínalas con las mesas Mona. Las sillas VENT, de Borja García, parecen cambiar de apariencia en función del color en el que se presenten —están disponibles en diez tonos—: discretas y esenciales en blanco o arena, elegantes en azul marino y rompedoras en amarillo mostaza. Las líneas sobrias y minimalistas de VENT hace que esta colección encaje a la perfección en distintos estilos decorativos. El acero zincado termolacado de sus patas y el poliuretano rígido de asiento y respaldo —realizado en una sola pieza— las hacen muy resistentes a la intemperie.

Y para acabar, los accesorios de líneas sinuosas y generosas como los maceteros GOBI y la lámpara de exterior ESFERAS, ambas creaciones de Pablo Gironés, se tiñen de blanco para aportar serenidad y luz. Ambas piezas, aunque en tonos neutros, derrochan personalidad y carácter. Por eso son la pareja perfecta de diseños como la mesa auxiliar VALENTINA —diseño de Alejandra Gandía-Blasco— o la silla de exterior VENT cuando se bañan de amarillo saturado o azul intenso.

Para sorprender con una dosis de color en una terraza urbana, camuflarse en la costa o para formar una infalible armonía con la arena de la playa y el blanco, color por excelencia del verano: el combo amarillo-azul de Diabla es una invitación irrechazable a disfrutar de los pequeños placeres de la vida al exterior.