Diabla se queda en casa con Democracia Estudio

Las ideas de Democràcia Estudio nacen de su trabajo cooperativo, crecen con un concepto inclusivo y se definen en un diseño sencillo para conseguir soluciones únicas y experiencias de marca globales. Javier Tortosa, Marta Tortosa, Migue Martí, Chavo Roldán y Pablo Llobell son los integrantes de este equipo pluridisciplinar que firma su primer diseño de mobiliario para Diabla: LILLY.

Habéis colaborado con Diabla anteriormente trabajando en el diseño gráfico y la maquetación de su catálogo. Hoy dais un paso más entrando, con LILLY, en el diseño de mobiliario de exterior, también de la mano de Diabla. ¿Cómo ha sido está experiencia? 

La verdad es que llevábamos algún tiempo rondando la idea de empezar a diseñar piezas en general, utilizando siempre el lenguaje gráfico que nos caracteriza. Ahora mismo estamos dándole forma a varias ideas a la vez.

Hemos trabajado muy cómodos con el equipo de Diabla y esta pieza que teníamos en la cabeza, sabíamos que podía encajar con el concepto de la marca. La verdad es que fue muy bien recibida desde el principio.

Trabajar con Gandia Blasco Group ha sido fácil, además de haber colaborado en la elaboración del catálogo de Diabla, también lanzamos la alfombra Mosaïek con GAN, otra marca del grupo.

“Escapar de las modas y clichés es difícil, pero Lilly ha sido pensada para atravesar ese paradigma y perdurar con el paso del tiempo.”

Democracia Estudio

¿Cómo se identifica LILLY con la actitud Diabla?

Lilly es sencilla y grotesca en sus formas. Los materiales y los colores le aportan un lenguaje que nos gusta y que además funciona perfectamente con el ADN de la marca.

A menudo, escapar de las modas y clichés es difícil, pero Lilly ha sido pensada para atravesar ese paradigma y perdurar con el paso del tiempo.

“Lilly Reich, así como tantas otras mujeres, ha sido olvidada en la historia. Y es momento de reivindicar esas figuras y darles el protagonismo que merecen. De ahí el nombre de la colección.”

La modularidad y las formas rotundas son dos rasgos distintivos de LILLY. ¿Cómo os gusta definirla?

Cómoda, simple y ordenada. Buscábamos unos asientos capaces de satisfacer la comodidad, nuestro uso del lenguaje gráfico nos ha llevado a darle rasgos muy básicos. La geometría de su modularidad contribuye a aportar equilibrio en el espacio.

Boceto LILLY

Vuestros referentes a la hora de crear LILLY fueron Le Corbusier y la a veces injustamente olvidada Lilly Reich, de quien toma el nombre la serie. ¿Nos podéis contar un poco más sobre ello? ¿En qué aspectos os han inspirado?

La verdad es que Lilly Reich, así como tantas otras mujeres, ha sido olvidada en la historia. Y es momento de reivindicar esas figuras y darles el protagonismo que merecen. De ahí el nombre de la colección.

En cuanto a inspiración, las formas se asemejan a muchos de los procesos que Lilly Reich utilizaba, como las curvas del metal y las líneas sinuosas que dibujan cada objeto. Si seguimos la estructura exterior de la butaca Lilly veremos una serpenteante figura que nunca empieza ni acaba. 

Los contrastes de color y el uso del color rojo también nos inspiraron. No solo en el proceso de diseño, sino a la hora de saber que este producto encajaría perfectamente con Diabla. La estructura y el tejido, presentados en diferentes colores y combinaciones, crean un bonito dibujo, casi como si su estructura dibujara un patrón geométrico sobre el tejido.

De todos los colores que ofrece la gama cromática de Diabla, ¿cuál es vuestra combinación preferida para LILLY?

Buah, pregunta difícil. Somos atrevidos. Pero creo que nos quedamos con tejido verde y estructura roja.

“Diseñar, tanto en el proceso como en su objetivo, no es más que crear una experiencia que puede ser física o intangible. Y esa experiencia lo es todo.”

Javi y Migue de Democracia Estudio

¿Cómo sería vuestro espacio exterior ideal y de qué manera encajaría ahí LILLY?

Un espacio como la Casa Rose Seidler de Harry Seidler en Sydney sería un buen escenario. Aunque, sin lugar a dudas, la casa Farnsworth de Mies van der Rohe podría tener una composición de Lilly en su porche. Quedaría fantástica.

Definís vuestro trabajo como crear experiencias. ¿Cómo lo conseguís? ¿Y en el caso de LILLY?

Diseñar, tanto en el proceso como en su objetivo, no es más que crear una experiencia que puede ser física o intangible. Y esa experiencia lo es todo.

Si haces un cartel debes comunicar bien, debe haber un equilibrio entre la imagen y la palabra. Con el diseño buscamos generar experiencias que vayan un poco más allá de su simple función estética. Queremos contar cosas, bien sean objetos, palabras o imágenes.

La nueva colección LILLY de Democràcia Estudio para Diabla parte de formas básicas abrazadas por un sistema modular que aporta movimiento, fluidez y versatilidad. LILLY se adapta a todo tipo de espacios tanto en formato individual como colectivo, permitiendo distintas configuraciones y múltiples combinaciones de color. Su estructura tubular de acero termolacado se combina con mullidos asientos de espuma de poliuretano tapizados en tejidos técnicos especiales para uso en exterior.

¿Cuándo podremos conocer a Lilly? Próximamente en las redes sociales: 

Diabla outdoor Facebook   Diabla outdoor Instagram